Conservación de la Arcilla

Conservación de la Arcilla

La arcilla puede conservarse durante mucho tiempo en buenas condiciones siempre que esté bien almacenada.

Para ello, es necesario que esté en un recipiente cerrado, protegido de la luz y el polvo. Lo mejor es el envase original, o en su defecto film transparente, bolsitas de plástico tipo mini grip, o botes de cristal.